Agregado a la Wishlist
Mi Wishlist
Acabas de agregar un producto al carrito:
Ir al Carrito

Razones por las que despiertas con dolor de cuello

Razones por las que despiertas con dolor de cuello y cómo aliviarlo

Todos nos vamos a la cama por la noche para descansar, recuperar energía y estar listos para las actividades del día. Sin embargo, en más de una ocasión despertamos con dolor de cuello, que puede acompañarse de rigidez, crujidos de huesos y molestias que duran por varias horas, aún después de un masaje y un baño caliente.

Si esto te pasa a menudo, sigue leyendo porque hoy te contaremos las razones más comunes por las que despertamos con molestias en el cuello.

Mala postura

La mala postura es la razón número uno por la que nos duelen las articulaciones en general, y en particular la del cuello, que sostiene y da soporte a nuestra cabeza.

Las articulaciones del hombro también son propensas a doler como consecuencia de una postura inadecuada, ya sea al dormir o porque pasas mucho tiempo en cama viendo el dispositivo móvil o la televisión.

¡Encuentra tu colchón ideal! 

Además, el dolor de cuello por mala postura dura más tiempo porque en su origen se encuentra el tratamiento, y muchas personas ignoran u omiten la salud postural sin saber que este mismo dolor es causa de insomnio o de despertares frecuentes durante la noche.

Las mejores posturas para dormir son boca arriba para mantener alineada la columna (aunque no se recomienda a las personas que sufren apnea del sueño o ronquidos) y de lado con las piernas recogidas o con un cojín entre las rodillas para no forzar a las vértebras.

Una almohada inadecuada

Si acostumbras a doblar la almohada para elevar más la cabeza, o ya tiene más de 2 años de vida, probablemente esta sea la causa de tus peores pesadillas.

La almohada debe reemplazarse con una frecuencia aproximada de dos años, ya que acumulan secreciones humanas como saliva, sudor, caspa, además de ácaros, por lo que es una cuestión de higiene.

Además, con el uso, las almohadas van perdiendo las cualidades de sus materiales internos, por lo que pueden ir “adelgazando” y deformándose.

Elige una almohada que se adapte a tu columna cervical, dé un soporte adecuado a tu cuello y que favorezca la correcta alineación de la espalda para tener una posición más saludable al dormir.

¡Encuentra tu colchón ideal! 

Colchón en mal estado

Un colchón demasiado plano o duro, que ya no te da soporte en la columna y que tiene deformaciones en sus capas es la principal causa de que no te acomodes por la noche, sufras dolores en las articulaciones y de que en vez de descansar, despiertes con más cansancio que cuando te acostaste.

Deja de sufrir dolores de cuello y navega por la tienda en línea de Colchones Dormilón donde encontrarás una gran variedad de colchones en oferta, además de bases para cama y almohadas para hacer de tu cama un altar para el descanso.

Publicado el Por Marcos Smeke

Compartir esta publicacion