Agregado a la Wishlist
Mi Wishlist
Acabas de agregar un producto al carrito:
Ir al Carrito

¿Cómo y cada cuándo lavar las fundas de tu almohada?

Cuándo lavar fundas de almohadas

¿Alguna vez has pensado que esos brotes de acné en tu piel, o esas reacciones alérgicas podrían ser causadas por tu ropa de cama?

Adquiere fundas para almohadas

Las fundas de la almohada se encuentran en contacto directo con el cabello y el rostro, y durante la noche es común que se excreten sustancias como saliva, cerumen, aceite del cabello, entre otras que se acumulan en las telas. Por esta razón, hoy en el blog de Colchones Dormilón te contaremos cómo y cuándo debes lavar las fundas de tu almohada.

¿Con qué frecuencia debo lavar la funda de la almohada?

Los microorganismos pueden sobrevivir mucho tiempo en las telas, por ello la higiene en la ropa de cama es muy importante para evitar que las bacterias causen condiciones de salud como el acné.

Ahora bien, al adquirir ropa de cama encontrarás muchas opciones de materiales como algodón, poliéster, satén, microfibra, lana, franela, entre otros que contribuyen a tener un descanso reparador gracias a cualidades como un tacto suave, frescura o calor en tiempos de frío. Precisamente estos materiales son los que determinan la frecuencia con la que se deben lavar las fundas de la almohada:

Poliéster

Las fundas de la almohada y sábanas de poliéster permiten la transpiración, ayudan a mantener la temperatura corporal y pueden tener protección antibacterial y anti-ácaros.

Su lavado puede ser semanal, tanto en agua fría como caliente, con detergentes suaves o neutros y, de preferencia colgarlas para que se sequen bajo el calor del sol o plancharlas antes de volver a colocarlas en la almohada.

Adquiere fundas para almohadas

Franela

La franela es una tela fabricada con una mezcla de fibras sintéticas y lana, por lo que es de mayor grosor que el poliéster y se usa en climas fríos para tener confort.

Su lavado también puede ser semanal, pero se recomienda lavarlas al revés a una temperatura baja, con detergente suave y en ciclo para ropa delicada para conservar más tiempo estas prendas. Puedes secarlas al sol o en la máquina secadora y plancharlas antes de volver a ponerlas para que queden lisas y suaves.

Lino

El lino es un material de origen natural mezclado con fibras sintéticas que se recomienda en caso de climas cálidos ya que es muy absorbente y ligero. En general, no es recomendable para ropa de cama porque se arruga fácilmente.

Las sábanas de lino se deben lavar con más frecuencia, alrededor de una o dos veces por semana con jabón suave y a temperatura baja porque es una tela que suele encogerse, y extender la ropa de cama para que se seque al aire libre y la fibra se rehidrate.

Seda y satén

La seda es un material de origen natural que, al mezclar con materiales sintéticos se obtiene satén, una tela suave que evita que se produzcan arrugas en la tela, no absorbe productos como maquillaje ni fluidos.

Esta tela se debe cambiar con mucha frecuencia, de preferencia cada tercer día con agua jabonosa y jabón suave. Además, no se debe introducir en la secadora ni exponerla al sol, debe secarse extendida, pero a la sombra.

Algodón

Las sábanas y fundas de algodón son las más utilizadas ya que no absorben la humedad, son frescas y no provocan reacciones alérgicas en la piel. Este material suele fabricarse con mezclas de poliéster para aumentar su suavidad y frescura, y deben cambiarse al menos una vez por semana y lavarlas con la misma frecuencia.

Adquiere fundas para almohadas

Encuentra ropa de cama de excelente calidad en Colchones Dormilón

Además de una gran variedad de colchones en oferta, colchones america matrimonial, colchón individual y bases para cama, en Colchones Dormilón contamos con ropa de cama como sábanas, almohadas, protectores para colchón y tapetes para tener noches de descanso reparador. Adquiere la que más te guste en nuestra tienda en línea de colchones con unos cuantos clics.

Publicado el Por Marcos Smeke

Compartir esta publicacion