Agregado a la Wishlist
Mi Wishlist
Acabas de agregar un producto al carrito:
Ir al Carrito

Hipersomnia: ¿Por qué siempre tengo sueño?

Persona con Hipersomnia

Sin duda, dormir es una de las cosas más gratificantes y que a todos nos encanta, especialmente después de días de mucha actividad, incluso pasar un día entero en la cama es común para muchas personas que pasan la semana trabajando.

¡Encuentra tu colchón ideal!

Sin embargo, tener sueño todo el día, quedarse dormido en situaciones y momentos inusuales, como al estar esperando en una fila, en el autobús, o durante el trabajo frente a la computadora, puede reflejar otras situaciones que a continuación te contaremos.

¿Qué es la hipersomnia?

La hipersomnia es un síntoma de muchas situaciones y enfermedades. La facilidad excesiva de conciliar el sueño durante el día puede asociarse al consumo de fármacos, al embarazo, a enfermedades renales o hepáticas, tumores, insuficiencia cardiaca, hipotiroidismo, cáncer, anemia, entre otras.

Las apneas respiratorias (ronquido) y la narcolepsia son la principal causa de la hipersomnia, y es considerada como un trastorno del sueño que se caracteriza por:

• Dormir de corrido más de 10 horas
• Sueño muy profundo
• Somnolencia durante el día, que aún persiste después de tomar una siesta
• Dificultad para permanecer despierto
• Cansancio y sensación de debilidad

La hipersomnia puede reducir la calidad de vida al obstaculizar la realización de tareas domésticas, el trabajo, el cuidado de la familia y hasta las relaciones interpersonales. Por ello, es muy importante acudir con el médico para el diagnóstico y tratamiento de la hipersomnia.

Recomendaciones

Una de las causas de la hipersomnia es no dormir suficiente por la noche y tener mucho sueño en el día. Por ello, además del tratamiento recomendado por el médico, es importante tener buenos hábitos de sueño diario, como ir a dormir y despertar a la misma hora, dejar de ver el celular y dispositivos electrónicos al menos una hora antes de ir a la cama, meditar, hacer yoga, tomar una ducha caliente, evitar comer alimentos a altas horas de la noche.

Además, se recomienda no tomar alcohol, cafeína o fumar, para evitar la sobreestimulación del sistema nervioso.

En caso de padecer apnea del sueño, las duchas calientes ayudan a expectorar las flemas, abrir las vías respiratorias y la relajación antes de ir a la cama, ya que la temperatura del agua predispone al cuerpo para el descanso.

Por último, revisa tu cama para asegurar que el colchón y la base se encuentren en buen estado y no estén causándote incomodidad, impidiendo que concilies el sueño o provocando que la mala postura de la columna te haga despertar con dolor. En ese caso, cambiar el colchón y seguir las recomendaciones anteriores te ayudará a dormir mejor y disminuir los trastornos del sueño.

En nuestra tienda en línea de Colchones Dormilón encontrarás una gran variedad de colchones en oferta para que te animes a cambiar el tuyo por uno que te brinde noches de relajación y descanso. Navega por nuestra página web y encuentra el indicado para ti.

¡Encuentra tu colchón ideal!

Publicado el Por Marcos Smeke

Compartir esta publicacion