¿Tus pequeños niños han crecido? Nuestros hijos necesitan pasar de la cuna a su cama infantil, y en la adolescencia llega el momento de hacer otro cambio, pues posiblemente el grosor, la firmeza y la longitud de su colchón infantil ya no sea la adecuada para su crecimiento. Hoy te contaremos cómo elegir el colchón para tus hijos de acuerdo a su edad.

¡Mira nuestro catálogo!

Colchones para bebés (0-3 años)

Los niños pequeños duermen muchas horas, por lo que es muy importante brindarles un colchón que se adapte a su cuerpo, y que al mismo tiempo sea firme, sin que existan puntos de presión ni se hunda en zonas. Asimismo, necesitan una base firme para que estén cómodos y tengan el soporte que necesitan en su columna.

Si vas a comprar un juego de cuna, asegúrate de que el colchón le queda a la medida, pues con esto evitarás que se atore su pie, mano o que pierda juguetes en ese espacio. También te recomendamos adquirir un protector para colchón para evitar que los “accidentes nocturnos” lo manchen y deterioren.

Colchones para “niños grandes” (3-13 años)

Cuando los niños son demasiado grandes para su cuna, aproximadamente a los 3 años, o cuando miden más de 90 centímetros, es mejor pasarlos a una cama “tradicional”, con un colchón individual firme para evitar el hundimiento y darles mayor libertad al moverse durante la noche, con lo que además reducirán los despertares nocturnos, que pueden acabar con el descanso de los papás.

Es muy importante elegir colchones con resortes resistentes, pues niños y niñas juegan a saltar en la cama, lo que puede dañar resortes de baja calidad, pero también provoca hundimientos y deformidades en el colchón, que a su vez provocan incomodidad al niño, y pueden ser peligrosos para el desarrollo de su columna.

No te olvides del protector de colchón para evitar los accidentes nocturnos, el sudor, saliva, vómito o derrame de líquidos. De preferencia, opta por los modelos antiácaros para evitar alergias.

¡Mira nuestro catálogo!

Colchón para adolescentes (13-23 años)

A partir de la pubertad, nuestros hijos experimentan muchos cambios, el más notable es su crecimiento acelerado, pero también observaremos que pasan más tiempo en su cama; algunos adolescentes incluso cambian sus hábitos de sueño porque se sienten más cansados y quieren dormir más. Otros, simplemente disfrutan estar en su habitación hablando con sus amigos, leyendo, viendo series o vídeos en la comodidad de su cama.

Para ellos, un colchón matrimonial firme, de un grosor superior a 25 cm, con resortes tradicionales, que pueden colocarse en bases rígidas es la mejor opción. Evita los de espuma en su núcleo, pues es fácil que se hundan o marquen las huellas de la posición en la que pasan más tiempo, además son poco transpirables y propensos a los ácaros.

¡Mira nuestro catálogo!

Aunque sean adolescentes, un protector para su colchón les ayudará a tener un mejor descanso, pues les ayudan a mantenerse frescos en esta etapa de cambios hormonales, donde pueden sudar más que antes.

Nuestros hijos merecen lo mejor y, tras días de intensa actividad, necesitan un descanso reparador en una cama que les brinde el mayor confort. En Colchones Dormilón encontrarás el colchón ideal para tus hijos, visita nuestro catálogo de productos y comprueba que somos tu mejor opción.

Publicado el Por Bold Commerce Collaborator

Compartir esta publicacion

Agregado a la Wishlist
Mi Wishlist
Acabas de agregar un producto al carrito:
Ir al Carrito