Agregado a la Wishlist
Mi Wishlist
Acabas de agregar un producto al carrito:
Ir al Carrito

Cómo dormir bien si tienes alergias

Cómo dormir si tienes alergias

Padecer alergias puede ser una verdadera pesadilla cuando la irritación de los ojos, el prurito en la piel, los estornudos y la nariz constipada no solo no nos dejan descansar, sino que son síntomas que se acrecientan por las noches. Si padeces alergias y no puedes dormir bien, sigue leyendo porque hoy te daremos algunos consejos para mejorar tu descanso.

Dormitorio limpio = mejor descanso

¡Encuentra tu colchón ideal! 

Si eres alérgico a los ácaros y al moho, debes saber que la limpieza es tu mejor aliada y que incluso un poco de polvo pueden ocasionarte cuadros de alergia. Mantén limpia y ordenada tu habitación, de preferencia pasando la aspiradora cada tercer día para evitar que el polvo se levante como cuando barres o sacudes. Evita el uso de peluches o cobertores afelpados en tu cama, ya que estos pueden acumular alérgenos y provocarte muchas molestias nocturnas.

Además de limpiar las superficies, procura lavar tu colchón al menos una vez al mes para evitar que se acumule el polvo, la humedad o los ácaros.

Elige productos hipoalergénicos

Tu colchón, cubrecolchón, almohadas y ropa de cama de preferencia deben ser hipoalergénicos, es decir, de materiales textiles que no te provoquen alergias, como la lana. Además, estas telas suelen ser más ligeras, frescas y se secan rápido, por lo que no se quedan impregnadas de partículas de polen cuando las tiendes al exterior.

¡Encuentra tu colchón ideal! 

Date una ducha antes de dormir

Bañarse por el día nos ayuda a tener más energía, pero por la noche nos permite despejar las vías respiratorias y eliminar posibles alérgenos que se hayan adherido a nuestra piel al salir a la calle. Además, el vapor del agua caliente es un relajante natural que te ayudará a conciliar el sueño sin tener que tomar antihistamínicos que no te hayan prescrito.

Ventila tu habitación

La ventilación en tu habitación es de suma importancia para evitar que la condensación de vapor provoque que aparezca humedad y moho; pero, al mismo tiempo, debes tener mucho cuidado con el viento si eres alérgico al polen, ya que pueden ingresar partículas a tu habitación.

Procura abrir tu ventana al menos durante una hora al día, permitiendo que el sol entre a tu habitación y seque la condensación del cristal. Si hay árboles o plantas cerca de tu ventana, puedes usar sistemas de ventilación y extracción artificial para que tu cuarto esté seco y no tengas el riesgo de que penetren alérgenos.

También puedes usar un humidificador o deshumidificador, dependiendo del grado de humedad del lugar en el que vives, para que se encuentre en niveles adecuados y no sufras sangrados de nariz o resequedad de garganta por estar en un ambiente demasiado seco.

Equipa tu habitación con lo mejor

La alergia al moho y a los ácaros se manifiesta todo el año, por lo que los consejos que te hemos dado te servirán en cualquier temporada, y te será más fácil seguirlos si equipas tu habitación con colchones, almohadas, cobertores y sábanas hipoalergénicos y con tecnologías antiácaros, como los que encontrarás en la tienda en línea de Colchones Dormilón.

Navega por nuestra tienda de colchones en línea y encuentra una enorme variedad de colchones y bases para camas en oferta, disponibles para entrega a domicilio en todo México. Contáctanos para más información, con gusto te atenderemos.

¡Encuentra tu colchón ideal! 

Publicado el Por Marcos Smeke

Compartir esta publicacion