Agregado a la Wishlist
Mi Wishlist
Acabas de agregar un producto al carrito:
Ir al Carrito

¿Cómo combatir los terrores nocturnos?

Persona con terrores nocturnos

Si tienes hijos, probablemente más de una vez hayas despertado en medio de la noche por los gritos de uno de tus pequeños que llora por haber tenido una pesadilla. Los terrores nocturnos son peores que las pesadillas ocasionales, ya que se presentan de forma constante y el miedo que causan es más difícil de calmar.

¡Encuentra tu colchón ideal!

Afortunadamente, los terrores nocturnos no suelen ser señales de problemas médicos de gravedad. Si bien es recomendable acudir con el médico para descartar padecimientos respiratorios o psiquiátricos que ocasionen esta situación, hay algunas recomendaciones para combatirlos y que a continuación te contaremos.

Signos de los terrores nocturnos

A diferencia de las pesadillas, en las que podemos despertar con una sensación de seguir dentro del sueño, las personas que padecen terrores nocturnos suelen tener respiración agitada, sudoración, gritos que no se calman, suelen sentarse repentinamente en la cama o cambiar de cuarto mientras gritan y lloran, algunos se esconden por el miedo y parecen no reconocer a quienes les hablan.

Sin embargo, al cabo de unos minutos se calman solos y se vuelven a dormir.

Otra diferencia entre las pesadillas y los terrores es que, a las pesadillas, las personas las recuerdan al despertar, o al cabo de unas horas. Mientras que, los terrores nocturnos no son recordados porque, en realidad, las personas no despiertan, sino que estaban en un sueño profundo y no tienen imágenes mentales para recordar.

Causas

Los terrores nocturnos son más frecuentes en niños y adolescentes, aunque también son padecimientos de la edad adulta. La causa principal es una sobre excitación del sistema nervioso central durante el sueño, la cual se presenta durante una etapa apartada del MRO (movimiento rápido de los ojos). No son parte de los sueños, sino una reacción de temor que se presenta en la transición de una etapa del sueño a la otra. Por ello, son frecuentes entre las 2 y 3 horas posteriores al momento de dormir.

¿Cómo combatirlos?

• Evita las bebidas con cafeína antes de ir a dormir.
• Sigue tu rutina de sueño para que duermas 8 horas diarias.
• Procura relajarte antes de ir a la cama, ya que los terrores nocturnos se presentan durante periodos de mucho estrés.
• Trata de acostarte a la misma hora y evita los desvelos innecesarios.
• Toma siestas breves durante el día.
• Evita los estímulos en tu habitación: música muy fuerte, luz, dormir con la televisión prendida o mirar tu teléfono antes de dormir.
• Practica yoga, meditación, estiramientos o escucha música suave antes de dormir.
• Lleva un diario de sueños para buscar patrones que te ayuden a identificar la hora promedio en que se presentan los terrores nocturnos y poner una alarma unos minutos antes para despertar. También podrás identificar situaciones de vida que provoquen los terrores nocturnos, como ciertos programas de televisión.
• Modifica la habitación de modo que evites lesiones: una base de cama con cubierta acolchada para evitar golpes en las piernas, no dormir en la cama de arriba si tienes una litera, un colchón más suave y retirar las cabeceras u objetos que puedan caer encima.

Esperamos que estas recomendaciones te sean de utilidad y te ayuden a afrontar mejor los terrores nocturnos y reducirlos. En nuestra tienda en línea de Colchones Dormilón encontrarás todo lo que necesitas para un mejor descanso: bases para cama, colchones, tapetes y más.

¡Encuentra tu colchón ideal!

Navega por nuestra tienda en línea, conoce nuestras ofertas, adquiere los productos que más te gusten y recíbelos sin costo en la Ciudad de México y Área Metropolitana.

Publicado el Por Marcos Smeke

Compartir esta publicacion