4 Razones para no aceptar colchones usados

Probablemente alguna vez te ha pasado: un familiar muy cercano va a adquirir un colchón matrimonial nuevo, y te ofrece el que ha usado porque aún está en buenas condiciones. O tal vez buscabas colchones y encontraste a alguien que ofrece uno de segunda mano, de buena marca y a un precio irresistible y piensas “¿por qué no?”.

Hoy te daremos cuatro razones para NO aceptar o comprar un colchón usado.

¡Encuentra tu colchón ideal!

1. Deterioro invisible

Por mucho que te hayan asegurado que el colchón está “como nuevo” y que tuvo poco uso, realmente no lo sabrás con certeza; los colchones pueden lucir limpios por fuera, pero no sabes cómo se utilizaron, si les dieron mantenimiento, quiénes eran las personas que durmieron en él, así como su peso y complexión.

Ese último punto es importante porque los colchones pierden firmeza por cargar un peso excesivo, además se adaptan a la forma corporal de quien duerme en ellos, adquieren su olor y partículas de la piel. Si los dueños anteriores del colchón lo deformaron internamente, no lo notarás sino hasta después de dormir en él, y tu compra barata puede salirte muy cara al despertar con dolor de espalda, no poder conciliar el sueño por no acomodarte, o adquirir una enfermedad por dormir en un colchón sucio.

2. Es antihigiénico

Al dormir, el cuerpo desprende células muertas, sudor, saliva y otras sustancias que hacen atractivo al colchón para la proliferación de microorganismos como bacterias y ácaros que provocan alergia, irritación, sarpullido, entre otras molestias. Ahora bien, los colchones son susceptibles a accidentes como fugas de orina de los niños pequeños, que deterioran a las fibras aunque la mancha se disimule por fuera.

¡Encuentra tu colchón ideal!

Por otro lado, nunca sabrás si las personas que durmieron en el colchón tenían alguna enfermedad de la piel como hongos o herpes zoster, incluso si dormían con sus mascotas y eres alérgico, podrías tener molestias severas.

3. Animales indeseables

Heredar un colchón viejo no solo es garantía de incomodidad, sino de que no dormirás solo ya que puede haber hasta dos millones de ácaros por centímetro cuadrado, lo que puede provocar rinitis alérgica, dermatitis atópica o de contacto. Pero, los ácaros no son los únicos seres indeseables que habitan en los colchones usados, también podrías encontrar chinches, piojos, hormigas, arañas, parásitos o bacterias E.coli procedentes de las mascotas.

Si aún con esta información vas a aceptar un colchón usado, te recomendamos llevarlo a servicio de lavado profesional para evitar las molestas plagas. 

4. Edad del colchón

Por último, aunque el concepto de cama “vintage” suene romántico y bello, los colchones viejos pueden tener moho negro y verde (ya sea por dentro o en las fibras interiores) que provocan problemas respiratorios, en la piel y uñas. Además, en los modelos muy viejos se ha encontrado gases venenosos procedentes de los químicos que se utilizaban antes, y que provocan migrañas y trastornos neurológicos.

¡Encuentra tu colchón ideal!

Compra tu colchón en oferta en la tienda en línea de Colchones Dormilón

Con los precios que encontrarás en Colchones Dormilón no tendrás la necesidad de comprar uno usado, y evitarás enfermedades, dolor de espalda o la infestación de plagas en tu hogar. Visita nuestra tienda en línea para conocer las marcas y modelos de colchones matrimoniales, individuales y King Size que tenemos para ti.

Publicado el Por Marcos Smeke

Compartir esta publicacion

Agregado a la Wishlist
Mi Wishlist
Acabas de agregar un producto al carrito:
Ir al Carrito