Existen muchos factores que hacen que un hotel sea de calidad como un buen servicio de comida, instalaciones de calidad, conexión de internet, aire acondicionado, atención al cliente, espacios recreativos, ubicación y uno de los más importantes la cama. El confort de un buen colchón es uno de los aspectos más valorados por los huéspedes que después de un largo día ya sea de vacaciones o por trabajo quieren descansar cómodamente.

Sin embargo, los colchones hoteleros enfrentan un gran reto para adquirirse ya que hay muchos tipos de clientes, por lo que deben de adecuarse a todo tipo de pesos, alturas y hasta transpiraciones.

Además se debe considerar todo el sistema de descanso, es decir, desde las bases para camas, las almohadas y el colchón para que todo otorgue un buen confort y no haya una mala combinación de elementos.

En los hoteles es muy importante tener un buen sistema de limpieza y se deben de proteger los colchones con protectores de algodón que ayuden a evitar la transpiración, lo cual también puede provocar  la aparición de ácaros. Además otro tiempo de protección como plástico podría provocar molestias al huésped por el ruido que haría a la hora de dormir. También se deben aspirar para prolongar su periodo de vida  y ventilar las habitaciones.

También se recomienda voltear el colchón por lo menos cada seis meses y cambiarlo en un periodo de 5 años, sin embargo, en Colchones Dormilón contamos con colchones de gran calidad con materiales y tecnologías especiales para brindar mayor resistencia y garantizar la duración de sus colchones en buen estado hasta por 10 años.

Para corroborar que un colchón está en buen estado se pueden revisar elementos como: el certificado de fabricación del colchón, si se hunde o pierde su forma cuando una persona se sienta al borde del colchón.

Otra manera de corroborar que el colchón esté en buenas condiciones es revisar que no emita ruidos al moverse, en caso de que ocurra es posible que los muelles estén defectuosos o muy viejos. También al momento de acostarse se puede comprobar que el colchón naturalmente soporta el cuerpo sin provocar tensión muscular y sin que tampoco sea excesivamente firme para no provocar la rigidez de la espalda.

En Colchones Dormilón contamos con una amplia gama de productos para satisfacer las necesidades de todo tipo de hoteles para que los huéspedes se sientan cómodos y contentos con su estancia y regresen a volver a hospedarse.