Mantener un colchón en buen estado no sólo alargará la vida del mismo, también nos permitirá tener un mejor descanso, y es que a nadie le gusta dormir en un lugar sucio y con mal olor. Hay muchas razones por las que nuestro colchón puede ensuciarse quizá derramamos comida sobre él, los niños jugaron sobre éste o las mascotas hicieron travesuras.

Si este es tu caso no te preocupes a continuación te daremos algunas recomendaciones para eliminar malos olores del colchón. Una de las principales razones por las que los colchones huelen mal es por la manchas que tienen, para eliminarlas puedes utilizar bicarbonato de sodio. Sólo debes esparcir el polvo en todo el colchón y dejarlo actuar por unas horas, después puedes retirarlo utilizando una aspiradora o un trapo seco. Antes de hacerlo asegúrate de quitarle el polvo. También puedes aprovechar para limpiar el box spring y dejar todo como nuevo.

El bicarbonato ayudará a quitar las manchas y neutralizará los olores. Si deseas darle un toque especial a tu colchón entonces puedes mezclar el bicarbonato de sodio con aceites esenciales, así estarás eliminando olores y proporcionando un rico aroma. Además los aceites son muy relajantes y una gran opción para tener un sueño más tranquilo, aunque puedes probar con la fragancia que más te guste te recomendamos que elijas entre los aceites de romero, tomillo, eucalipto, canela o lavanda, ya que son los aromas más relajantes.

Si tu colchón tiene manchas muy impregnadas o quizá por su uso la suciedad y los olores son más penetrantes como en el caso de los colchones hoteleros, puedes probar una combinación muy potente de bicarbonato con vinagre blanco.

Lo primero que debes hacer es con un trapo con agua y jabón limpiar la zona de la mancha, después con un trapo sólo con agua quitar el exceso de jabón. Después utiliza un pulverizador vacío el cual deberás llenar con dos cuartos de agua caliente y un cuarto de vinagre blanco. Con la mezcla aplica directamente en la mancha, asegúrate de no mojarlo mucho, inmediatamente aplica el bicarbonato de sodio y espera hasta que todo esté seco para proceder a quitar el bicarbonato con una aspiradora.

Estos remedios son muy eficaces, sólo deberás asegurarte de dejar que se ventile muy bien el colchón por algunas horas, lo más recomendable es hacerlo por la mañana para que en la noche puedas volver a colocar las sábanas y duermas tranquilamente.