¿Sabías que los bebés duermen de 15 a 20 horas diarias durante su primer año de vida? Al salir del vientre materno, requieren toda la comodidad, calor y bienestar que tenían al estar dentro del cuerpo de su madre, por lo que buscar una cama adecuada para su descanso es la mejor opción. Si bien al principio podemos recurrir a un moisés, bambineto o al colecho, alrededor de los 4 meses, que ya están más grandes y necesitan más espacio, una cuna es lo ideal y entre las diferentes opciones de colchones para cunas, debemos elegir la más adecuada para su seguridad y comodidad.

Dentro de los modelos podemos elegir colchones de memory foam, de materiales naturales, de hule espuma o de resortes. Debemos tener en cuenta que todos los niños son diferentes, que sus patrones de sueño no son similares a los nuestros y que sus pequeñas columnas verticales requieren del soporte adecuado para un buen desarrollo físico, por lo que debemos estar alerta al momento de elegir la cuna y el colchón, para que no se sienta apretado, incómodo o pueda tener problemas de crecimiento durante su desarrollo.

Antes que nada, debemos tomar las medidas de la cuna en la que dormirá nuestro pequeño, ya que podemos encontrar cunas de diferentes tamaños y formas; algunos pueden incluso convertirse en camas individuales donde nuestro pequeño hijo podrá dormir durante gran parte de su vida en casa. Debemos asegurarnos de que el colchón se adapta perfectamente a los contornos de la cama, para evitar accidentes, como atascamientos del pie del bebé cuando se pare en su camita. El colchón debe ser lo suficientemente firme para dar soporte a la columna vertical, por lo que se recomiendan los colchones de espuma, que pueden fabricarse con materiales anti ácaros e hipoalergénicos, para aquellos pequeños con problemas de alergias.

Se recomienda evitar el uso de colchones de resortes y las camas de agua en bebés, pues estos pueden perder su forma rápidamente y causar dolores de espalda y problemas de desarrollo en la columna. En caso de no encontrar el modelo adecuado a las dimensiones de la cuna y a las necesidades de nuestro bebé, podemos solicitar su fabricación con los materiales más adecuados, podemos solicitar colchones suaves, ortopédicos, con memory foam, fabricados con materiales orgánicos o hipoalergénicos y antibacterianos; además podemos buscar sábanas y cubrecolchones especiales para evitar que se dañen con los líquidos, que suelen ser constantemente derramados por nuestros pequeños.

En Colchones Dormilón encuentras fabricantes de colchones a la medida de tus necesidades y las de tu bebé; si aún no encuentras la cama adecuada para tu bebé, llámanos y te ayudaremos a fabricarla.